Dolor, hinchazón, cansancio ¿Qué les pasa a mis pantorrillas?

La sobrecarga de gemelos suele ocurrir comúnmente, especialmente en personas que pasan muchas horas de pie o que presentan algún tipo de alteración biomecánica como es el caso de pies planos o cavos. También es frecuente que ocurra en deportistas, al subir cuestas muy inclinadas o al montar en bici con la altura del sillín mal ajustada.Otros factores como el uso frecuente de tacones o posiciones inadecuadas de los pies al dormir pueden acabar produciendo igualmente importante sobrecargas de gemelos, que unido a las dificultades de retorno venoso, especialmente en verano,puede agravar mucho la sobrecarga o pesadez de piernas. Por ello, es frecuente que en verano estos síntomas puedan camuflarse bajo la apariencia de “piernas cansadas” o “piernas hinchadas”.

Normalmente, la persona que sufra esta dolencia no podrá o le costará extender la rodilla completamente con el tobillo flexionado y los dedos apuntando hacia arriba.También se suele acompañar de calambres nocturnos, que pueden ocurrir en gran medida por la existencia de contracturas en los gemelos.Por este motivo estirarestos músculos suele aliviar los síntomas.

Para tratar estas desagradables molestias se recomienda:

  1. Evitar posiciones mantenidas de flexión plantar (evitar zapatos de tacón y evitar dormir en posiciones con los dedos mirando hacia abajo)
  1. Mejorar la circulación, colocando las piernas en alto, sobre todo en épocas de mucho calor.
  1. Uso de alzas para permitir un mayor descanso al músculo, aunque sin abusar ya que puede provocar acortamientos musculares.
  1. Disminuir la intensidad del entrenamiento cuando aparecen molestias de forma mantenida.
  1. Realizar ejercicios de automasaje para aliviar la carga y favorecer el retorno venoso
  1. Siempre es recomendable que visites a tu fisioterapeuta para que descarte que esos síntomas no puedan “esconder” patología más grave y pueda enseñarte una adecuada pauta de autotratamiento en casa con 3TOOL para el control de los síntomas.

Las técnicas de punción seca y compresión sobre estas contracturas resultan muy efectivas y pueden ser de gran ayuda.

En los siguientes videos te mostramos algunos de los ejercicios de automasaje más frecuentes que los fisioterapeutas enseñamos a deportistas o pacientes para que, entre las diferentes sesiones aprendan a modular y controlar los síntomas.

Si una vez revisados todos estos factores y habiendo recibido tratamiento de fisioterapia los síntomas persisten, puede ser necesario considerar la existencia de factores estructurales que necesiten ser modificados, por ejemplo cambiando el calzado. En estos casos suele ser recomendable visitar al podólogo para que pueda valorar si unas plantillas podrían ayudarnos a corregir una mala biomecánica del pie. 

 

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario