Tengo fascitis plantar, ¿y ahora qué?

Si sufres dolor en la planta del pie, concretamente, en la zona donde acaba el arco del pie y empieza el talón (hueso conocido como calcáneo) probablemente se trate de fascitis plantar. La fascitis plantar es una de las causas  más comunes de dolor en el talón. Implica dolor e inflamación de una banda gruesa de tejido, llamada fascia plantar que recorre la suela de tu pie y conecta tu talón con tus dedos.

Actualmente a nivel científico, se usa el término fascitis para denominar la inflamación de la fascia y fasciosis cuando existe degeneración del tejido, pero a nivel de la calle, por ahora, simplificaremos con el término fascitis. Desde luego, pensar automáticamente que todo dolor en esa zona es una fascitis es una simplificación muy burda y es necesario un diagnóstico diferencial médico y/o fisioterapéutico profesional adecuado. Un diagnóstico correcto es primordial ya que el tratamiento variará en función de este.

La fascitis plantar normalmente provoca dolor punzante con los primeros pasos al levantarse por la mañana de la cama. Tras los primeros pasos, el dolor suele disminuir, pero puede volver a aparecer tras permanecer largos periodos de pie o al levantarse tras estar sentado.

La fascitis plantar es muy común en corredores, aunque se puede dar en cualquier tipo de persona, especialmente si presentan sobrepeso o llevan calzado inadecuado. Otros factores de riesgo son: edad entre 40 y 60 años, pies planos, pies cavos, biomecánica de la marcha anormal y trabajos que requieran permanecer en pie largos periodos.

Existen varias modalidades de tratamiento disponibles como son: medicación (ibuprofeno o naproxeno) antiinflamatoria, férulas nocturnas, plantillas correctoras, crioterapia, vendajes, infiltraciones, ejercicio terapéutico, masaje, punción seca, y terapia manual. Normalmente, con tratamiento de fisioterapia conservador la patología remite en cuestión de días o algunas semanas.

Desde aquí te mostramos otra opción que tanto tu fisioterapeuta puede aplicarte en la consulta, como tú mismo en tu casa una vez te hayan realizado un diagnóstico inicial y recibas las indicaciones adecuadas con respecto al uso de 3TOOL.

Los siguientes vídeos muestran ejercicios y masajes específicos para aliviar, relajar y favorecer la curación del tejido afectado.

Uso profesional Zona 2:

Uso en casa Zona 2:

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario