Fisioterapia en casa, una alternativa económica

Al menos uno de cada seis adultos en España padece alguno de los trastornos crónicos de espalda más frecuentes, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas. El problema es que con el ritmo frenético de nuestro día a día, muchas veces nos resulta imposible encontrar un hueco en la agenda para ir al fisioterapeuta. Por eso, la fisioterapia en casa puede ser una buena alternativa.

Evidentemente, lo ideal sería contratar a un fisioterapeuta que se desplace hasta nuestro lugar de residencia y nos aplique el tratamiento oportuno según nuestro diagnóstico. Sin embargo, esta no es una opción para todos los bolsillos. Por eso, existen alternativas mucho más económicas, como los vídeos para hacer ejercicios de fisioterapia en casa que algunos profesionales cuelgan en Internet o en las redes.

fisioterapia en casa

Fisioterapia en casa

Otra opción es nuestra herramienta 3tool, diseñada precisamente para automasajearse uno mismo sin necesidad de desplazarse. ¡Eso sí! Siguiendo siempre las indicaciones de un fisioterapeuta. Instrucciones que nos puede señalar acudiendo a una consulta y viendo cómo lo utiliza él al tiempo que nos aconseja cómo hacerlo nosotros; o que también podemos encontrar en los vídeos que tenemos colgados en nuestra web.

A la hora de iniciar un autotratamiento de fisioterapia en casa hay que tener mucho cuidado. Debemos asegurarnos primero de saber cuál es exactamente nuestro problema, siempre de la mano de un profesional. Y es que, lógicamente, los ejercicios no son los mismos si se sufren dolores lumbares, que si son en el glúteo, la planta del pie o el antebrazo. La herramienta es la misma, pero la posición en la que debemos ponerla es diferente.

Por ejemplo, si se trata de una contractura muscular, lo que tenemos que hacer es presionar con la punta más acentuada del 3tool sobre el punto de dolor. En cambio, si se trata de una zona muscular sobrecargada por un esfuerzo –o un exceso- haciendo ejercicio, tendremos que deslizar uno de los laterales de la herramienta –el que nos indique el fisioterapeuta, ya sea en persona o en los vídeos- para masajear el músculo y descargar la tensión acumulada.

Es importante tener en cuenta, eso sí, que aunque la fisioterapia en casa es una alternativa más económica, también requiere una mayor responsabilidad y precaución por nuestra parte, teniendo cuidado de cumplir uno por uno los consejos y las indicaciones de nuestro fisioterapeuta. Al fin y al cabo, estamos intentando sustituir a un profesional, sin tener los conocimientos anatómicos, etc. necesarios para ello.

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario