La contractura muscular, nuestra gran enemiga

En contra de lo que algunas personas creen, las contracturas musculares no afectan a un perfil determinado de personas, como pueden ser por ejemplo los deportistas, aunque es cierto que en este sector son más frecuentes. Tampoco hay un rango de edad determinado que se vea más afectado por ellas, aunque es cierto que las personas de edad avanzada tienen más probabilidades de sufrirlas.

contractura muscularLas contracturas musculares suelen asociarse –de forma acertada- a la tensión y a las duras y extensas jornadas laborales pero en realidad, si bien es cierto que las personas que están sometidas a grandes niveles de estrés suelen tener contracturas, lo mismo sucede en el caso opuesto: las personas excesivamente sedentarias también suelen tenerlas. Y es que en realidad, las causas son muy diversas, pero lo único seguro es que tener una contractura muscular es la prueba irrefutable de que nuestra espalda está sufriendo.

La contractura muscular es, por tanto, nuestra enemiga. No sólo porque convivir con ella en el día a día siempre es incómodo y en ocasiones doloroso, sino porque si no se trata correctamente y a tiempo puede acabar convirtiéndose en un problema aún mayor: puede provocarnos lesiones invalidantes que nos impidan libertad de movimiento en la zona.

Por eso, incluso cuando no tenemos tiempo o dinero para ir al fisioterapeuta –como deberíamos hacer si tenemos una contractura muscular- debemos intentar masajearnos nosotros mismos la zona afectada. Eso nos proporcionará, por un lado, alivio y, por otro, rebajará la tensión de la zona.

Pero, ¿cómo deberíamos masajearnos? ¿Qué técnicas podemos utilizar y cómo sabremos si lo estamos haciendo correctamente? Además, hay zonas y puntos concretos a los que nos llegamos bien y podemos hacernos daño. Para que el remedio casero no sea peor que la enfermedad, te recomendamos utilizar nuestro 3tool, un aparato de fisioterapia ligero y cómodo de usar y transportar y específicamente diseñado para el autotratamiento del dolor provocado por contracturas musculares. ¡Eso sí! No olvides seguir las indicaciones de un profesional antes de usarlo.

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario