Las periostitis en el fútbol

¿Conocéis las periostitis?

Es una inflamación del periostio, y el más común es el del tibial. El periostio es una membrana conjuntivo-elástica que se encuentra en la superficie de los largos huesos y planos (fuera de las superficies articulares) y que permite el desarrollo de la diáfisis en anchura. Una tracción continua de los músculos en esa membrana puede provocar su despegadura y entonces su inflamación. Es una lesión muy común en los jugadores de futbol, de voleibol, los runners, todos los deportes con carrera, saltos (impactos contra el suelo) y a veces también la marcha.

¿Porque el futbol puede provocar periostitis tibiales?

El futbol es un deporte de impactos, el musculo tibial anterior está muy solicitado para poder controlar el movimiento de la tibia y la estabilización del pie al momento del impacto con el suelo. Por eso, una sobreutilización de ese musculo puede provocar una hipotonía y una sobrecompensación de los músculos antagonistas como los gemelos o el soleo por ejemplo.

Los factores de riesgo los más conocidos son, las zapatillas no adaptadas, una superficie de terreno demasiado duro, golpes repetitivos a nivel de la tibia o también una morfología del pie y de la pierna inadecuada (por ejemplo un pie plano o cavo, un genu valgo o varo).

¿Qué hacer para tratar o prevenir esa lesión?

Primero, en la fase aguda, está recomendada de dejar inmediatamente la actividad y poner hielo en la zona del dolor. Después hay que consultar un profesional de la salud para que os evalué correctamente vuestra lesión.

Además del tratamiento que os propondrá vuestro médico, fisioterapeuta durante las sesiones, queréis seguir el tratamiento en casa para mantener los beneficios os recomendamos, con una supervisión previa de vuestro fisio o médico, hacer estiramientos del musculo del soleo y de los gemelos. Generalmente estos músculos contracturados tienen puntos gatillos. Así que si queréis tratar estos puntos dolorosos, la herramienta 3TOOL os puede ayudar gracias a su zona 1 que permite hacer una compresión a nivel del punto gatillo, para relajar ese “nudo” y disminuir el dolor. Un masaje será también un buen complemento para relajar estos músculos, y con la zona 2 del 3TOOL y un poco de crema o aceite, podréis hacerlo sin sobrecargas vuestras manos.

Los estiramientos y la compresión de los puntos gatillos son un tratamiento directo pero también un método de prevenir la lesión. La periostitis tibial puede durar entre una y seis semanas de recuperación. Por eso hay que tomar el tiempo necesario para curar esa patología antes de volver a la práctica deportiva y evitar que se vuelva crónica.

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario