SUFRIR DE CONTRACTURAS CRÓNICAS

¿Qué puedo hacer para mejorar mi calidad de vida? Conozcamos el origen del dolor muscular y cómo debemos tratarnos.

consejos para el dolor muscular crónicoHoy en día, tanto por el tipo de trabajo que tenemos (repetitivo o que nos exige estar inmóviles durante largos periodos de tiempo) como por diferentes factores asociados como el estrés, es frecuente encontrar cada vez más personas que viven con dolor o al menos con una molestia o sobrecarga muscular continuada. Nos sorprende como fisioterapeutas que haya personas que ven esto normal y que lleven durante meses o años conviviendo con dolores o molestias sin plantearse que con un tratamiento adecuado es posible solucionarlo o al menos mejorarlo considerablemente logrando una mejor calidad de vida.

Como fisioterapeutas podemos en un momento determinado ayudar al paciente aliviando o quitando su dolor mediante tratamientos más o menos agresivos de la musculatura afectada, pero sobre todo en los casos de dolor crónico de origen muscular, se hace necesario que el paciente asuma su responsabilidad en el tratamiento o gestión de sus dolores.

Si bien en la sociedad actual tendemos a soluciones cómodas y rápidas como la toma de medicamentos (asusta ver la facilidad con la que la gente se automedica y por ejemplo se toma ibuprofeno cuando sufre algún dolor), hay alternativas desde la fisioterapia para conseguir cambiar la “pastillita” de ibuprofeno por ejercicios o actividad física que ayuden a regular nuestros síntomas. La persistencia en este tipo de ejercicios genera además un aprendizaje y un autoconocimiento que consigue que el paciente sea cada vez más eficiente cuando se aplica estos “autotratamientos”.

Las contracturas musculares sólo en un porcentaje muy bajo de los casos dan dolor en la zona donde se localiza (se estima que entre un 10-20% de los casos según diferentes fuentes). Por ese motivo, los típicos anuncios de pomadas y cremas de la industria farmacéutica que marcan la zona de dolor con un área roja y concluyen que el origen de tu dolor está en la zona que duele parecen cuando menos muy cuestionables desde un punto de vista científico. Es sabido que entorno a un 85% de los dolores musculares tienen su origen en una zona alejada en dirección a la línea media corporal. Es decir, un dolor de hombro o brazo como consecuencia de contracturas en la musculatura escapular o un dolor pseudociático por contracturas en la zona glútea.

Dentro de los ejercicios más recomendados por los fisioterapeutas para que pacientes en tratamiento de sobrecargas y dolores musculares crónicos aprendan a reducir su dolor se encuentran la realización de estiramientos suaves y la compresión de los puntos musculares dolorosos, muchos de los cuales al ser comprimidos pueden llegar a reproducir el dolor del paciente. El automasaje de esta musculatura también resulta muy útil, siempre que la intensidad con que se realice no sea excesiva.

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario