Ciclismo: ¿sí o no?, ¡desmontamos el mito de que el ciclismo es malo!

El ciclismo es un  deporte que en los últimos años viene cogiendo mucho auge, sin embargo, muchos profesionales de la salud critican su práctica pero… ¿verdaderamente es tan malo? ¿Se merece estar tan demonizado?

Es cierto que en el ciclismo las posiciones sobre la bici no son lo más ortodoxas pero… ¿no hay manera alguna de practicarlo de forma segura?

El ciclismo se puede realizar de forma individual o en grupo, y no entiende de horarios. Existen muchos tipos de ciclismo, el ciclismo de montaña, el de carretera, el ciclismo indoor, el ciclismo adaptado, o simplemente coger la bici y dar un paseo por la ciudad; cada uno con sus características y sus riesgos, pero… ¿existe algún deporte exento de riesgos?  

Realices la modalidad que realices, siempre tienes riesgo de lesionarte. Para los amantes de este deporte una lesión puede ser un verdadero fastidio, pues puede llegar a tenerle apartado de la práctica deportiva un tiempo o puede hacer que la actividad sea mucho menos divertida.

Así pues lo más interesante sería saber que podemos hacer para prevenir las lesiones que este deporte puede producirnos y así, practicarlo de forma segura. Muchas de las lesiones del ciclismo no dependen de nosotros, pero otras si, y será entorno a estas sobre las que actuaremos.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el ciclismo?

Entre las lesiones más frecuentes que el ciclismo puede producir tenemos: tendinopatía Aquilea, tendinopatía rotuliana, tendinopatía del tensor de la fascia lata, dolor lumbar, dolor dorsal, dolor cervical.

Todas ellas son lesiones producto de la práctica deportiva del ciclismo, por lo que podemos hacer diferentes ejercicios para prevenirlas, en el desafortunado caso de no conseguir prevenir la lesión os recomendamos acudir a un fisioterapeuta para solventar el problema cuanto antes. Ahora, veamos qué podemos hacer para cada una:

  • Tendinopatía Aquilea:

La tendinopatía Aquilea se trata de una lesión del tendón de Aquiles que puede cursar o no con dolor, inflamación y diferentes grados de impotencia funcional, en función de la severidad de la lesión.

En una primera fase, el dolor solo aparece durante el inicio del ejercicio físico y desparecerá poco a poco conforme entramos en calor, una vez finalizada la actividad el dolor vuelve. En una segunda fase el dolor no cesa en ningún momento durante la actividad, pudiendo hacer al deportista abandonar la actividad.

¿Qué podemos hacer para prevenir este problema?

El tendón de Aquiles está directamente relacionado con los gemelos y el sóleo, así pues, una buena salud muscular de estos dos músculos puede ayudarnos a reducir la probabilidad de padecer la lesión.

La aplicación de auto-masajes sobre estos músculos resulta muy útil, y para ello nada mejor que ayudarnos de la herramienta 3TOOL y su zona 2, como podréis observar en el siguiente vídeo:

Además de esto, os recomendamos que realicéis estiramientos suaves y progresivos siempre tras la actividad.

  • Tendinopatía rotuliana:

La tendinopatía rotuliana consiste en una afectación del tendón rotuliano, localizado en la parte anterior de la rodilla. Esta lesión se caracteriza por ser una lesión por sobreuso, es decir, provocada por el acumulo de microtraumatismos de repetición.

En una primera fase inicial, el dolor comienza en los primeros pedaleos, desaparece al entrar en calor, y reaparece cuando ya estamos en frío. En una segunda fase el dolor permanece durante toda la práctica deportiva, y en una tercera fase el dolor aparece incluso en reposo.

¿Qué podemos hacer para prevenir este problema?

El tendón rotuliano y el tendón del cuádriceps están muy relacionados con la musculatura del cuádriceps, por lo que una buena salud muscular de estos músculos nos ayudará a prevenir esta lesión. Para ello, podemos aplicarnos auto-masajes y nada mejor que ayudarnos con la zona 2 de 3TOOL y un poco de crema, como podemos ver en el siguiente vídeo:

También podemos explorar nuestra musculatura del cuádriceps y explorarla en busca de puntos dolorosos a la palpación sobre los que podremos aplicar una auto-compresión progresiva sobre dichos puntos.

Por supuesto acompañaríamos todo esto de unos buenos estiramientos siempre tras la práctica deportiva.

  • Tendinopatía del tensor de la fascia lata:

Esta patología es también conocida como “síndrome de la cintilla iliotibial” y es uno de los problemas más frecuentes en los ciclistas. Se trata de una lesión con una elevada prevalencia y que tiende a la cronicidad. Es también una lesión por sobreuso debido a la fricción continua de la cintilla con el cóndilo externo del fémur. El comportamiento de esta lesión es también similar al de las dos anteriores.

¿Qué podemos hacer para prevenir este problema?

Para tratar de prevenir esta lesión tan prevalente en el ciclismo, podemos aplicarnos automasajes de descarga a lo largo de la cintilla iliotibial y tensor de la fascia lata. Para ello lo mejor es ayudarnos de la herramienta 3TOOL y su zona 2, de esta forma nuestras manos sufren mucho menos. En el siguiente vídeo podemos ver cómo hacerlo:

En muchas ocasiones, también sería muy recomendable realizar autocompresiones con la zona 1 sobre puntos dolorosos en el tensor de la fascia lata.

  • Dolor de espalda:

El dolor de espalda ya sea lumbar, dorsal, o cervical, es también un problema muy común en los ciclistas. Su origen es muy diverso y será tarea de un fisioterapeuta el buscar los factores que lo produzcan pues no en todo el mundo tienen porque ser iguales. El dolor de espalda en ciclistas, suele ser articular o muscular, siendo mucho menos frecuente el que estén implicadas estructuras nerviosas.

Así pues las contracturas musculares, y la rigidez de los diferentes segmentos vertebrales son los principales causantes de dolor de espalda en este deporte.

¿Qué podemos hacer para prevenir este problema?

Existen diferentes cosas que podemos hacer para tratar de prevenir este problema, o intentar solucionarlo cuando este instaurado. En primer lugar si apreciamos un punto concreto de dolor en cualquier zona de la espalda podemos aplicarnos autocompresiones con la zona 1 de 3TOOL como veremos a continuación en este vídeo:

en este caso se aplica sobre el músculo infraespinoso, pero es perfectamente extrapolable a cualquier otra zona. Tan solo la zona subnucal o suboccipital es diferente, para dicha zona podéis ver el siguiente vídeo:

También podemos aplicar automasajes, todo depende de la musculatura en cuestión. Si se trata de la musculatura paravertebral lumbar, la cual se encuentra a ambos lados de la columna, podemos realizar el siguiente ejercicio:

Si por el contrario se trata de la zona cervical, podemos diferenciar los siguientes ejercicios:

Por último, quizás nuestro problema se pueda deber a una rigidez en un segmento vertebral. Esto es algo que debe valorar vuestro fisioterapeuta de confianza, sin embargo, de forma preventiva podemos realizar el siguiente ejercicio con la zona 3 de 3TOOL para flexibilizar nuestra columna, siempre con cuidado y de forma leve como indica el siguiente vídeo:

Esperamos que toda esta información y todos estos ejercicios os sean de mucha ayuda para mejorar vuestra salud, además os recomendamos que siempre después de vuestra práctica deportiva realicéis estiramientos adecuadamente y os hidratéis bien. Por último, muchas lesiones también pueden prevenirse ajustando determinados parámetros biomecánicos de la bici, para ello debéis acudir a especialistas en biomecánica.

Finalmente nos despedimos de vosotros recomendándoos una lectura de un libro muy interesante sobre prevención de lesiones en el ciclismo. El libro se titula La salud del ciclista: prevención y cuidado de lesiones”  y su autor es Pablo Herrero Gallego, esperamos que os sea útil. En los siguientes enlaces podéis encontrar más información de dicho libro:

- "La salud del ciclista: prevención y cuidado de lesiones" (Facebook)

- "La salud del ciclista: prevención y cuidado de lesiones" (Amazon)

- "La salud del ciclista: prevención y cuidado de lesiones" (iTunes)

Artículos relacionados

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario